atrofia_vaginal_menopausia
Atrofia vaginal durante la menopausia
22 junio, 2016
relaciones-sexuales
Dolor durante las relaciones sexuales y tu salud intima: ¿Qué debes saber?
6 julio, 2017
Ver todo

Candidiasis genital: cuidado con el tratamiento sin receta médica

candidiasis

L os hongos vaginales, conocidos como candidiasis genital, son es un problema realmente frecuente con síntomas bastante incómodos y que incluso pueden llegar a ser recurrentes y difíciles de tratar. En estos casos complicados y resistentes al tratamiento, es habitual que la paciente busque resolver el problema sin acudir a la consulta ginecológica, lo cual puede, en muchas ocasiones, agravar aún mas su malestar.

La candidiasis genital puede llegar a presentarse en 3 de cada 4 mujeres a lo largo de su vida, de las cuales la mitad puede ser recurrente si durante 12 meses la paciente tiene cuatro o más episodios, entonces estaremos frente a una candidiasis vulvo vaginal recurrente.

En 9 de cada 10 pacientes la causa de este tipo de infección es cándida tipo albicans. Sin embargo, hoy en día podemos encontrar infecciones por cepas de la especie glabrata entre otras.

Prevención y tratamiento de la candidiasis genital

Uno de los puntos más importantes para la prevención y tratamiento de las infecciones por cándida es la puesta en marcha de ciertos hábitos y medidas que en definitiva garantizan, restauran y/o refuerzan las condiciones óptimas de los genitales externos logrando un buen estado de la salud íntima (leer más). Por otra parte es muy importante evitar acciones que pongan en riesgo ese equilibrio y condiciones propias de la la vulva y vagina indispensables para evitar infecciones.

En los últimos tiempos estamos detectando cómo la automedicación con antifúngicos sin supervisión del ginecólogo provoca la aparición de infecciones por cepas de cándida mucho más resistentes y difíciles de erradicar, bien sea porque:

  • En muchos casos las pacientes realizan tratamientos cuando no están indicados.
  • La selección del tratamiento es equivocada usando formulaciones cuyo uso indiscriminado les ha hecho poco o nada efectivos. Tenemos formulaciones como el Fenticonazol cuyo uso restringido con receta ha permitido que la resistencia sea mínima.
  • Sencillamente no es una infección por hongos, ya que no todo lo que produce picor, escozor, flujo e irritación es producto de infección por cándida.

Siempre se debe realizar una valoración ginecológica adecuada para determinar si realmente la causa de las molestias son hongos, además de identificar probables factores de riesgo frecuentes que pueden hacer que esta infección se convierta en un problema crónico.

Leer más:

– Comparación de fenticonazol frente a sertaconazol en dosis única para el tratamiento de las candidiasis vulvovaginales: estudio prospectivo y multicéntrico de un año 

– Salud Vaginal: Causas y tratamientos de la vaginitis.

2 Comments

  1. Teresa de jesus perez escobar dice:

    Muy buenas y claras sus explicaciones
    De algo tan importante hoy día como la salud ginecologica gracias en nombre de todas 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *