aplicaciones móviles embarazadas, ginecología, Dr. Félix Lugo,
¿Buscas aplicaciones para embarazo y lactancia?
16 enero, 2013
lactancia_mixta_felixlugo
Lactancia mixta: Descubre cuándo es necesaria
29 junio, 2016
Ver todo

Lactancia materna: Consejos y problemas más frecuentes

lactancia_materna

P ara una lactancia materna exitosa son muchos los factores tanto de la madre como del recién nacido los que influyen de manera importante, sin embargo hoy en día el equipo médico tiene un papel relevante a la hora de orientar sobre el tema y  evitar así la aparición de  problemas frecuentes, que en muchos casos obliga a la madre a suspender la lactancia.

Consejos para una lactancia sin complicaciones

Existen algunas recomendaciones a tener en cuenta para tratar de minimizar la aparición de complicaciones relacionadas con la lactancia materna, a continuación te presentamos algunas:

  • Para amamantar a demanda, el bebé tiene que mamar siempre que él quiera. Es conveniente ofrecerle el pecho cuando “busque”, gruña o se chupe los dedos, sin esperar a que llore de hambre.
  • El bebé se coge bien al pecho cuando abarca el pezón más un buen bocado de areola con la boca. De ese modo vacía bien el pecho.
  • Es importante que mame todo el tiempo que quiera del mismo pecho, porque la leche del final tiene más grasa (más calorías). Si quiere más, se le puede ofrecer el otro pecho después.
  • Si mama a menudo (mínimo 8 veces al día), la estimulación de la piel del pecho asegura el funcionamiento de las hormonas de la lactancia, especialmente durante las primeras semanas.
  • Los bebés maman para alimentarse, pero también para consolarse y para sentirse protegidos y queridos. Si le ofrece el pecho a su hijo siempre que lo desee, aunque no sea por hambre, no se equivocará.
  • El pecho necesita el estímulo de la boca del bebé para fabricar leche. Si se le pone el chupete, le quita el estímulo al pecho y fabricará menos leche. Si además el bebé es muy pequeño, puede confundir la forma de cogerse al pecho.
  • Puede resultar útil emplear un saca leche para vaciar mejor los pechos y estimularles a que fabriquen más leche.
  • Si el bebé está contento, duerme tranquilo 1-2 horas seguidas y no parece enfermo, toma suficiente leche. Si el bebé moja menos de 5 pañales al día (con los pañales super absorbentes es más difícil de valorar) o la orina es muy concentrada, es posible que esté tomando poca leche y sería conveniente consultar con un experto en lactancia.

Problemas frecuentes en la lactancia materna:

1-. Dolor al amamantar:

Si las mamas están sanas, este proceso no debería doler, en estos casos  la principal causa de dolor es un mal acoplamiento boca pezón. Es necesario entonces, verificar que la técnica de lactancia sea la adecuada para lograr un buen acoplamiento, comprobando la posición de la madre y del niño, de manera que el pezón no se deforme por la compresión de la boca del niño. Se debe introducir areola y pezón en la boca del niño, asegurándose que ambos labios estén evertidos, la nariz y mentón del niño cercanos a la mama. Si el dolor continúa a pesar de una buena técnica se es necesario descartar otros problemas que generen dolor.

La piel que está demasiado seca o muy húmeda también puede causar dolor en el pezón.

  • Los sostenes confeccionados con telas sintéticas (artificiales) pueden provocar que se acumule humedad. Estas telas pueden aumentar la sudoración y disminuir la evaporación.
  • El uso de jabones o soluciones para quitar los aceites naturales de la piel puede causar resequedad. El aceite de oliva, la leche exprimida y los ungüentos que contengan lanolina pueden ayudar a aliviar los pezones secos o cuarteados.

Algunos bebés mastican o muerden los pezones cuando comienza la dentición.

  • Darle algo frío y húmedo al bebé para que mastique unos minutos antes de amamantar puede ayudar a evitar este problema. Un paño limpio y húmedo del refrigerador funciona bien.
  • Ofrezca al bebé otro paño húmedo y frío antes de alimentarlo en el otro seno.

2-. Grietas en el Pezón

Generalmente se producen por mal acoplamiento. Aun cuando existan grietas, si el pezón queda bien introducido en la boca del niño, el amamantar no debiera producir dolor.

  • Si el dolor es muy intenso, o la herida de la grieta se abre al mamar, se recomienda dejar de amamantar por 24-48 horas y extraer manualmente la leche cada 3 a 4 horas para dársela al niño.
  • Sobre la herida se puede aplicar un poco de leche de la madre y dejarla secar. No se ha demostrado que ninguna crema sea mejor que la leche, siempre que se corrija el acoplamiento, sin embargo existen hoy en día varios productos con lanolina y otros componentes que favorecen la recuperación y cicatrización de la areola y el pezón.
  • Se puede usar protectores de pecho de silicon, que permiten mantener la areola y el pezón libre de contacto cuando no se está amamantando (ver imagen) 
  • Cuando las grietas persisten a pesar de un buen tratamiento ambiental, se debe sospechar una sobre-infección o una succión disfuncional del niño. Estos casos deberían ser evaluados periódicamente por el equipo de salud y tratados según la causa

Lee más

1-. Superación de problemas de la lactancia – MEDIEN plus 

2-. Asociación Española de Pediatría. Preguntas frecuentes sobre lactancia materna

3-. UNICEF. Problemas en la Lactancia Materna

4-. Guía para embarazadas. Generalitat de Catalunya  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *